Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Joaquín Sabina’

Hubiera querido escribir otra canción, pero de golpe le salió, en solo 19 días y 500 noches: “Lo nuestro duró/ Lo que duran dos peces de hielo/ En un güisqui on the rocks”.

Alguien más derribó las guitarras en ese justo momento.

Read Full Post »

cadena

Foto: Alejandro Rodríguez Leiva

Al despertar solo eso tenía: retazos. Una nota escrita a mano, justo al lado de su almohada, donde se suponía estaba otro cuerpo.

“Puedo ponerme cursi y decir
que tus labios me saben igual,
que los labios que beso en mis sueños”.

“Los besos que perdí,
Por no saber decir:
te necesito”.

Y la vida siguió…

Read Full Post »

mujer-vino-tintoEscucho a Joaquín Sabina y el trago de vino se detiene. No transita. No recuerdo cuándo fue la última vez que escuché a Sabina. O cuándo la última vez que tomé vino.

Beber a Sabina y escuchar el vino altera todos mis verbos. Me trastoca.

(…)

Cuando Agustín se sienta al piano
Diego Rivera, lápiz en mano
dibuja a Frida Kahlo desnuda.

El Sabina de mis años de universidad, el que aplacaba mis largas jornadas de páginas en blanco. El vino de mis años de universidad, el que se tomaba compartido con la trova de los jueves.

puedo ponerme cursi y decir
que tus labios me saben igual,
que los labios que beso en mis sueños

Y retorno a aquellos años. Y transito por estos. Sabina y vino. Vino y Sabina.

tu memoria vengué
a pedradas contra los cristales

Y el trago de vino no pasa esta vez, se queda a medias. No se escucha el sonido del vino. Pero queda Sabina. Y yo me sigo emborrachando de él…

Read Full Post »

Buika  El Último TragoRegreso al disco “El último trago” de Concha Buika y Cucho Valdés casi religiosamente. Se lo escribo para confesarle que de cuanta música me ha regalado, esta me trae embobecida.

Me he reencontrado con las musarañas que conocí gracias a Chavela Vargas y Joaquín Sabina. Las musarañas que me llevan a pasear por algún tramo inexistente de las nubes.

Es como si las palabras de Concha Buika me salieran a mí. O como si -mientras escribo- el teclado de la computadora fuera el piano de Chucho. En eso pienso, y más, cuando llega su mensaje.

“Son canciones tristes, ¿es triste mi recuerdo?”

Rememoro sus manos y su voz, que también llegan con las manos de Chucho y la voz de Buika. Pero no respondo. Sería una herejía distraerme ahora que la soledad de la habitación acepta compartir conmigo “El último trago”.

Read Full Post »