Quita-corazones. Otra historia de Jack el Destripador

Por unos minutos –tal vez solo unos cuantos segundos largos- pensé que tenía delante de mí a Jack el Destripador. Me encontré con un hombre que desconozco. De maneras groseras. Grosero, digo, por interrumpirme la lectura para hablar de corazoncitos dibujados en papel. Y yo odio los corazoncitos dibujados en papel. Yo, de frente a... Leer más →

Para que sea

Me han alertado varias veces, me dicen que cualquiera, tan solo leer mi blog, podría enamorarme, que debo tener cuidado. No, cuidado debe tener quien lo intente…porque ya hay quien se ha lanzado el mar sin botellas y no le ha resultado… Pero bueno, como soy muchacha bondadosa y me porto bien, voy a facilitar... Leer más →

Si Martí no lo dijo…

De niña leí tanto a José Martí que llegué a pensar que en el mundo existían pocos escritores de literatura infantil. Antes de los hermanos Grimm, Dickens o los libros rusos, mi cuarto se llenó de poemas a Ismaelillo, versos sencillos, y una edición vieja y gastada de La Edad de Oro… Descubrí junto a... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: