Magia

Cuántas veces subí las escaleras para mirar tus ojos, para hojearlos… … Y sigue subiendo, y sigue cayendo, ante el deseo de esa sola sonrisa. Lo mira mientras ríe, le encanta que le encante esa risa de niño grande que llena todo de energía, como las famas y cronopios de Cortázar, como las noches estrelladas... Leer más →

Anuncios

cronopio

El cronopio se perdió en la distancia. Una fama lo perseguía. Y las famas a veces pueden ser muy tercas.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: