Eliseo

Eliseo Diego me despierta en las noches para leerme un poema mientras regresamos a esa Habana donde nació. Luego me arrulla y me devuelve el sueño en la Ciudad de México donde murió. Y yo quedo atrapada entre las dos ciudades, con un solo Eliseo. “no poseyendo más entre cielo y tierra que mi memoria,... Seguir leyendo →

Anuncios

Justo…

Como el Principito que pedía con urgencia que solo él conocía: “Dibújame una oveja”…Así, con el clamor de quien pide algo inexplicable para los demás, pero sumamente importante, ella le pidió un trozo de mar. Un pedacito que se pareciera al que había dejado allá en su planeta. Él le trazó, con exactitud de cirujano,... Seguir leyendo →

urgencias

— Necesito ver el mar. — ¿Cualquier mar? — Pues el mar es el mismo. En verdad, quiero el de La Habana, o el de Trinidad, pero como que “a falta de pan, casabe…” Necesito ver el mar. En verdad ella pedía una foto del mar, aunque estaba necesitando -además de verlo- el olor, el... Seguir leyendo →

Cerrado por derribo

A Victoria Gaytán Alonso, porque para devolverme la fe solo necesité que me creciera esta madre que me lee y me alienta a escribir. A ella, porque confía en mí más que yo.   ...   Cerrado por derribo. Robado a Joaquín Sabina. Así sería el título de mi crónica definitiva. Y estuve a punto... Seguir leyendo →

Canis persecutio

No pude aferrarme a las columnas de la Habana Vieja un poco más. Quise abrazar muchos edificios, besar estatuas y andar descalza para sentir el pavimento. Entre todo, me quedé quieta bajo un aguacero y me fui a caminar mucho rato cerca del mar. Alguien que no sabe de estos andares y añoranzas, pero sí... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: