Expedición

Y fue entonces cuando Cuba cantó a Serrat...   No llegues a aquí con lágrimas –le dijo. Hay muchos lugares por conocer, y no los vas a recorrer con la visión nublada. ¡Ni una lágrima más! Y así fue. Cómo fue…No sé decirte cómo fue, no sé explicarte qué pasó… Conversaron largo, con la ansiedad... Leer más →

Anuncios

Rota

Le pidió: no me rompas. Y no la rompió, en verdad, solo la quebró en pedazos. Pero no la rompió. Entonces tuvo deseos de pedirle: Rómpeme. Rómpeme para poder reconstruirme desde las cenizas, cual ave Fénix. Le citó a Dulce María Loynaz: “Si me quieres, quiéreme entera, no por zonas de luz o sombra… Si... Leer más →

Thao

Thao es mi amiga vietnamita. La asiática con quien más he conversado. Su padre estudió con mi mamá en un aula universitaria, y una veintena de años después, Thao repitió aquel suceso. Ya se marchó con dos idiomas más en su equipaje, un saco de recuerdos, y una montaña de vivencias. Las palabras vietnamita, o... Leer más →

Quien a ternura mata…

La muchacha que más se me parece me llama desde el otro lado del mundo y me conmueve hasta hacer que –sin poder verlo- mis lágrimas la saluden. Le pusieron en las manos un celular para que llamara a su familia y supieran que ella estaba bien. Marcó a su esposo, a su mamá, y... Leer más →

Guaaaaaaaaaaaaaaaaa

Hace tiempo, me contaron la historia de la niña que era muy llorona y ni los perros la querían. “Imagínate que los perros se orinaban sobre sus pies, de tanto que la rechazaban”. ¡Vaya! Debí tener muy aturdida a mi abuela con mis gritos infantiles cuando tuvo que acudir a semejante artimaña para hacerme callar... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: