Expedición

Y fue entonces cuando Cuba cantó a Serrat...   No llegues a aquí con lágrimas –le dijo. Hay muchos lugares por conocer, y no los vas a recorrer con la visión nublada. ¡Ni una lágrima más! Y así fue. Cómo fue…No sé decirte cómo fue, no sé explicarte qué pasó… Conversaron largo, con la ansiedad... Leer más →

Amoríos

Porque te extraño, y te extraño más de lo que confieso. Para ser sincera, aun no lo confieso, no te lo digo a ti, pero te extraño. Eso, regodéate, imagina que lo pronuncio: te extraño. Imagínalo, pues por ahora mi voz no está. Tampoco yo. Yo no estoy para decirte muchas palabras. Decirte, por ejemplo,... Leer más →

Guaaaaaaaaaaaaaaaaa

Hace tiempo, me contaron la historia de la niña que era muy llorona y ni los perros la querían. “Imagínate que los perros se orinaban sobre sus pies, de tanto que la rechazaban”. ¡Vaya! Debí tener muy aturdida a mi abuela con mis gritos infantiles cuando tuvo que acudir a semejante artimaña para hacerme callar... Leer más →

Vida de perros

He vuelto a llorar por un perro. Y lo digo con rareza porque no suelen gustarme mucho esos animales. A mi hermano sí, y por eso desde que le permitieron tener una mascota, han desfilado varios por mi casa. Ahora tiene uno que se llama Choco – para disminuir el “Chocolate”- pero antes tuvo otros... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: