medioevo

Cuando anunciaron la cacería de brujas, ella abandonó el feudo. Nunca había estado en un aquelarre, pero Tomás de Torquemada propuso la denuncia entre los pobladores. Los libros ardían en piras. El sambenito se impuso en los callejones. A puertas cerradas se realizaban más torturas de las que Goya era capaz de esbozar. El silencio... Leer más →

reclamos

“¿Y tú no piensas actualizarnos sobre los Juegos Olímpicos?” Así, en plural y a manera del más irrespetuoso reclamo hacia alguien con quien apenas había intercambiado palabras, comencé el diálogo. Quizás por la sorpresa que le provocó recibir ese mensaje, me respondió al instante. Él ya no trabaja en el periódico. Me recuerdo años atrás,... Leer más →

sms

“¡Alabao!” Me suelta esta sola palabra por el chat de Facebook y advierto que algo sucede. Miro atentamente. El mensaje anterior es ilegible: “wawwwssssssstg63by32832 tgtSDSsdss```````se1dd1``d rg1`tr`rqr” Su hija de dos años vio que ella dejaba mi conversación pendiente, y quiso seguirla. Quería comunicarme algo en un lenguaje muy peculiar. La bebé también me dejó un... Leer más →

Thao

Thao es mi amiga vietnamita. La asiática con quien más he conversado. Su padre estudió con mi mamá en un aula universitaria, y una veintena de años después, Thao repitió aquel suceso. Ya se marchó con dos idiomas más en su equipaje, un saco de recuerdos, y una montaña de vivencias. Las palabras vietnamita, o... Leer más →

Vida de perros

He vuelto a llorar por un perro. Y lo digo con rareza porque no suelen gustarme mucho esos animales. A mi hermano sí, y por eso desde que le permitieron tener una mascota, han desfilado varios por mi casa. Ahora tiene uno que se llama Choco – para disminuir el “Chocolate”- pero antes tuvo otros... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: