Y en eso murió Fidel

Durante mucho tiempo pensé que cuando Fidel Castro muriera, yo iba a llorar mucho, mucho, como cuando murió el Che Guevara. Más bien: como cuando yo descubrí que había muerto el Che Guevara. Mis abuelos me hablaban del Che en presente. Mi abuelo, que lo conoció, me asaltaba con anécdotas…y así yo tuve a Ernesto... Leer más →

a veces…

A veces quisiera ser una de esas personas a las que no les afecta que les digan en un solo día: murió Günter Grass, murió Eduardo Galeano. Esas a las que poco les vale que hoy mismo mueran Harper Lee y Umberto Eco. A veces tan solo quisiera que esas páginas que quedan inconclusas no... Leer más →

GGM

Cada vez que quiero citar algo del Gabo apunto, junto al texto seleccionado, las iniciales: GGM. Así identifico de quién es el manojo de palabras que acabo de hurtar. De tal forma tengo anotado en mis agendas estos fragmentos y más: “La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias... Leer más →

Memorias

Me llamó anoche a las 9:33 pm. - ¿Cómo estás, te sientes bien? -Sí, un poco de sueño y cansancio, pero bien. -Ah, es que acabo de escuchar en la televisión que hace dos años murió Julio García Luis. Silencio. Ella, que ha leído todo lo que he publicado aquí sobre Julio García Luis, sabe... Leer más →

Teresita

La primera vez que vi a Teresita Fernández delante de mí, de cuerpo entero y no solo en voz, sin pantalla de televisión mediante, pensé que esa mujer sería como mi abuela. Como mi mamá no podría ser, porque estaba vieja ya, no me haría puré de malanga ni me cargaría sobre su espalda cuando... Leer más →

Julio en julio

Hoy hace exactamente un año y medio que murió Julio García Luis. No voy a disculparme por mencionarlo tanto en mi blog, a fin de cuentas quienes me leen entenderán. O creo entiendan cuando les digo que de los periodistas que admiro, que me son imprescindibles por talentosos, valientes, sinceros… él ha sido el primero... Leer más →

Vida de perros

He vuelto a llorar por un perro. Y lo digo con rareza porque no suelen gustarme mucho esos animales. A mi hermano sí, y por eso desde que le permitieron tener una mascota, han desfilado varios por mi casa. Ahora tiene uno que se llama Choco – para disminuir el “Chocolate”- pero antes tuvo otros... Leer más →

Mi duelo oficial

Me cuesta escribir o concentrarme por estos días. Mis pensamientos aún andan por La Habana. Mi corazón no se despeja de tantos encuentros, reencuentros y despedida. En menos de 48 horas volví a saludar al amigo que despedí para siempre. No podía creerlo, pero vi cómo bajaron su ataúd y lo sepultaron de coronas.

El abrazo que le debo a Julio

Cuando me dijeron que Julio García Luis había muerto, su corazón se había detenido horas antes. Mi primera reacción, muy absurda, fue responder: “No, no puede ser, porque yo lo vi ayer y estuvimos conversando”. Incluso, mientras los pies me llevaban a la funeraria, mi cerebro repetía que habría alguna equivocación. Mi teoría establecía que... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: