Mamá, no te “vayes”…

Dicen que mis desvelos comenzaron desde temprana edad. Cuando todas las luces de la casa se apagaban, yo empezaba a llorar. El pediatra dijo a mis padres que yo padecía de “miedo nocturno”, literalmente temor a la oscuridad. Término este que -ante la fuerza de mis lamentos- mi familia modificó a terror, pánico nocturno. No... Leer más →

“Piato”

A la niña le gusta el platanito –me confiesa su papá- aunque para pedirlo, lo que dice es “piato”. No me extraña, si al perro de mi hermano en vez de “Choco” lo nombró “Có- coooo” y así el pobre animal varió –además del nombre- el sabor. La niña tiene un año y 9 meses.... Leer más →

La hija de Dara

Las grandes agencias de prensa se asombrarán por lo insólito de la noticia. El titular podría clasificar para primera plana: Niña de 3 años tiene una hija ¡de 26! Como lo leen. Resulta que a Dara, mi amiga más pequeña, le ha dado por decir que yo soy su hija. Con su escasa altura me... Leer más →

Teresita

La primera vez que vi a Teresita Fernández delante de mí, de cuerpo entero y no solo en voz, sin pantalla de televisión mediante, pensé que esa mujer sería como mi abuela. Como mi mamá no podría ser, porque estaba vieja ya, no me haría puré de malanga ni me cargaría sobre su espalda cuando... Leer más →

Mima

La persona que más quiero en el mundo (créanme que ya revisé todos los continentes, océanos, latitudes y longitudes) cumple hoy 70 años. Desde que recuerdo –y antes de recordar algo- vivo con ella. Ella me cambió los pañales, me durmió, me alimentó, me enseñó a caminar y soportó estoicamente mis noches de llanto, aquellas... Leer más →

Chiquilladas

Mi tía mandó para mi casa una lata de leche condensada. Para ti y tu hermano, me mandó a decir. Como él no estaba yo esperé un día más para abrirla. Un día más en mis días significa mucho tiempo para ingeniar algo. Aquella tarde yo había recorrido varias tiendas en busca de un tete... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: