Rupturas

Dicen que acercó sus pies al mar. Luego su vestido. Y su cuerpo. Dicen que cuando salió ya no era la misma. El golpe de las olas le rompió muchas penas, propias y ajenas. Y alejó los fantasmas. Los pies, otra vez sobre la arena, marcaban huellas diferentes. La otra, la que era, no regresó.

Astronomía

Los extraño. Gracias a ellos me enamoré de Casiopea, Orión y sobre todo, de la Osa Menor que remata en la Estrella Polar. La niña que fui salía en las noches a atraparlos, con una curiosidad genuina por saber cómo eran, qué luces había en esos cuerpos que me hipnotizaban. La mujer que soy los... Leer más →

No apto para mayores

Me escurrí hacia el parque de diversiones. Quería columpiarme un rato y lo hice. Encontré un columpio en medio de un sitio semiabandonado, entre mucho verde. Me mecí mucho, porque no podía echarme a volar, pero sí despegar toda la tensión de esos días. Me mecí… No puedo afirmar inocencia porque desde el principio lo... Leer más →

“có- cooooooo”

El perro de mi casa perdió el nombre. O el sabor. Para la niña de un año y tres meses ya no volvió a ser Choco, como le nombró mi hermano para acortar el Chocolate que quería ponerle. Para la niña, desde que lo vio y escuchó su nombre, fue simplemente Coco. El perro, color... Leer más →

moscovita

Comencé a ensoñar que viajaba por la nieve, mientras la campanilla del trineo tintineaba. Y me dormí… soñé que los dos íbamos a un lugar lejano. Yo te besaba, me apretaba contra ti. Tenía frío, brillaba la nieve… Fedor Dostoyevski ... Me ha hecho moscovita a fuerza de repetírmelo. Dice que me ve en medio... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: