Pandora

Cuidadosamente abrió la caja. Después de varios años sombríos, recuperó la llave que había lanzado al fondo del mar.

Una bolita con un corazón. El único corazón que no miró con rechazo.

Cuidadosamente abrió la caja. Ahí estaba, otra vez, su sonrisa.

Anuncios