Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘parque Vidal’

“Me voy pal´ Clara” –así resumía un amigo su viaje a la ciudad natal.

“Te veo en el Clara”. Y sí, nos veíamos en ese pedazo de terruño que compartíamos porque habíamos tomado de las mismas aguas desde el nacimiento. Las raíces todas quedaron allá, a kilómetros de donde estamos ahora, océano de por medio. Guardadas en el Clara que no sabe de mar.

Fuimos al mismo estadio de pelota, ese que él después bautizaría como su templo. “Porque al Sandino se va a reír, llorar, hasta a rezar…porque una vez que eres del Clara, no hay vuelta atrás, se convierte en el mejor equipo del mundo aunque no gane desde la infancia”.

Y la trova… Hay mucha trova en el Clara. Y hay un Mejunje. Y un parque Vidal con un niño que refresca las tardes calurosas con el agua que sale de su bota agujereada.

Allá en el Clara dejamos los recuerdos primeros, a los que se regresa una y otra vez. Y los olores y la música que se nos cuela.

El Clara hoy está de aniversario. 328 años de su fundación, y esta noche habrá concierto del trío Trovarroco. A mí me encanta el trío Trovarroco, me encanta recorrer la ciudad cada 15 de julio, me encanta aprendérmela por sus olores y misterios. Santa Clara… Mas, esta vez le quedo lejos.

Yo haré –contigo en la distancia– mi propio concierto de Trovarroco y brindaré largamente a la salud del Clara.

Anuncios

Read Full Post »

                               “…porque solo las cosas pequeñas son eternas”.

Yamil Díaz Gómez

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Lo miro y no sé cómo un niño puede ser tan paciente y tranquilo.   ¡Con tanta vida pasando a su alrededor! Así como Perico es el burro más popular en Santa Clara, él debe ser el mejor niño, el mejor portado de las últimas ocho décadas.

 Desde que lo dejaron entre tanta multitud en 1925, el Niño de la Bota ha sido cómplice de las travesuras y risas de otros de su edad, pero sin poder jugar con ellos. Tal vez porque aún no se ha puesto sus dos zapatos, o porque quiere permanecer inmóvil al tiempo.

Pero eso sí, es un pequeño muy solidario. Reparte agua todo el día y el sonido del líquido refresca al caer. Y es muy fotogénico. No se detiene a firmar autógrafos, porque tendría que soltar su bota de la mano derecha. Mejor es posar para una foto.

¡Y cuántas historias no habrá escuchado ya! La suerte es que el Niño de la Bota es muy discreto y alberga bien los secretos que a veces oye así, por cualidad.

Y ha sido protagonista de tertulias, ventas de libros, conciertos…Por falta de música nunca se podrá quejar, pues tiene bien cerca las retretas de la Glorieta, las descargas de trova que se suceden en el centro de la ciudad, los bafles de las instituciones cercanas, ¡hasta los pajaritos cantan para él!

¡Qué afortunado! Y algunos dicen que no, que es el niño de la bota infortunada. Será porque cuando se le mira bien, no se sabe si está jugando con su bota o diciéndonos que está tan vieja y agujereada que necesita que le compremos otra.

Read Full Post »