48 minutos

48 minutos estuvimos hablando vía telefónica. A mí, que no me gusta quedar mucho rato pegada a esos aparatos, y sin embargo, fue una conversación tan amena que la sentí frente a frente, como si estuviéramos en un café, en un parque, u otra vez en la sala de su casa. Hace tanto que dejamos... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: