Jacarandas

La memoria, a veces, patina al pasado. Desde mi oficina, con paredes ocres, sin ventanas y en silencio, veo cómo las calles se cubren de lila. Las calles de aquella ciudad lejana que tengo tan adentro. La imagen me despierta en la mañana y también me da las buenas noches. Hay jacarandas en toda la... Leer más →

Corchos

“Mira. Me puse a juntar los corchos de las botellas desde que te fuiste. Como ya no te los podía dar, los guardé. Me recuerdan a ti”.   … Todos los viernes en la noche nos reuníamos a beber vino. Vino tinto. Así arreglábamos el mundo durante casi dos años. Nuestro mundo. O al menos... Leer más →

Distancia focal

No puedo dormir sin mirarte, ¿sabes? Ya se apagaron las luces, ¡qué fotos me estoy perdiendo! Si no hubiera desaparecido aquella farola que tantas confesiones nos escuchó, te raptaría una vez más hacia allá, y bajo su luz te diría todo esto, y volvería a tomarte esta fotografía. Ya no existe ni una piedra en... Leer más →

lápiz

Dice que soy como un lápiz. Que tengo grafito dentro, que tengo madera. Un lápiz con goma, y a veces borro cosas. Dice que por eso debo escribir, para que nada se me olvide. Y porque soy una mujer-lápiz. Pienso en muchas razones para volver a hacerlo. Escribir. Y no precisamente en un lápiz… Debo... Leer más →

Delirios de abril

Te vi. Y lo declara casi con un vestido y un amor, como con Fito Páez: “yo no buscaba a nadie, y te vi”. ¿Dónde? En mis sueños, anoche. Y en mis pensamientos, hoy. Te vi. Y le recuerda los versos que moldeó Galeano, cuando trataba de espantarse un recuerdo enraizado: “No consigo dormir. Tengo... Leer más →

No lo olvides

Cuentan que le pronunció una frase contundente, de esas que no se arrancan fácilmente del patio de la memoria y mucho menos podría cubrir la maleza. Ahora él recuerda su voz, y al término, su petición: “No lo olvides”. No lo olvides. ¿Cómo olvidar esto? –pensó- ¿Cómo? Polvo en el viento se hizo, y no... Leer más →

Mapas

“Cuando uno tiene sed pero el agua no está cerca…” Jarabe de palo   Alguna vez quiso que ella fuera su mapa, una cartografía completa en su piel. “Y los iceberg asesinos se convierten en escarcha cuando el cartógrafo sube la escala. Y enfrento a los meridianos y sus franquicias horarias y un paralelo me... Leer más →

Génesis

Al principio fueron los ojos. Y se miraron detenidamente, como quien quiere aprenderse. Al principio fueron las manos. Y se rozaron sin tocarse. Al principio se compartieron las canciones que hoy evocan. Las mismas que hoy se dejan en botellas vacías, cerca del mar: "A veces cuando estoy perdido como un marino en lontananza veo... Leer más →

48 minutos

48 minutos estuvimos hablando vía telefónica. A mí, que no me gusta quedar mucho rato pegada a esos aparatos, y sin embargo, fue una conversación tan amena que la sentí frente a frente, como si estuviéramos en un café, en un parque, u otra vez en la sala de su casa. Hace tanto que dejamos... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: