Para G.O.

Querido G.O.: Nos mandan a decir, los del Ministerio de la Verdad, que debemos bajar la cabeza, como Winston, y envolvernos en la grisura del día a día, dejar de sonreír y no pensar –porque ya sabes lo que nos decían: nosotros no estamos aquí para pensar. Ellos quieren que nosotros ni siquiera estemos aquí,... Seguir leyendo →

Anuncios

Te odio, mi amor

Despierto a medianoche y te hablo. No sé si estás despierto, ni siquiera sé si estoy despierta, pero te hablo. Se me escapa un pedazo de poema, y me preguntas qué nombres digo, qué digo, qué nombres… Y menciono a Dulce María Loynaz y a Carilda Oliver Labra. Me ves sin entender, sin entenderme, sin... Seguir leyendo →

Apagada

“Todas las situaciones oscuras tienen sus relámpagos, que tan pronto nos ciegan como nos iluminan.” (Víctor Hugo. Cap. XVI de Los Miserables) … Si alguien me llama en estos días el teléfono celular, solo escuchará que está “apagado o fuera del área de cobertura…” Así estoy yo también. Apagada, distante. Llevo días de no escribir,... Seguir leyendo →

Julio conmueve

Hasta ese día pensé que había venido a La Habana a llorar a Julio García Luis. Esa resulta una forma simplificadora de decir que lo lloré dos veces hasta ese día. Una vez, cuando la profesora lo mencionó en clases, y yo descubrí que él ya no estaría más por aquellas aulas del Instituto Internacional... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: