Un huracán me trajo a Sabina

Los huracanes me asustan al borde de las lágrimas. Desde niña, cuando el techo de mi casa se quebraba un poco más cada año y los vientos se enfurecían contra mi isla caribeña. Cada huracán me arrancaba de tajo las sonrisas. Fueron los días más infelices que recuerdo. Aun hoy, cuando el techo de mi... Leer más →

seré tío

En agosto mi hermana me anunció en un mensaje: “serás tía, estoy embarazada”. Desde entonces aprendí que el tiempo se puede contar en semanas, me inquieto a la espera de cada análisis de sangre, y le pido una descripción de sus comidas, sus ropas y hasta horarios. Me preocupa que su elevador se descomponga y... Leer más →

Quien a ternura mata…

La muchacha que más se me parece me llama desde el otro lado del mundo y me conmueve hasta hacer que –sin poder verlo- mis lágrimas la saluden. Le pusieron en las manos un celular para que llamara a su familia y supieran que ella estaba bien. Marcó a su esposo, a su mamá, y... Leer más →

Sin tamaño

Me envía esta foto, es de una mesita que tiene Cecilia, su mamá, y está llena de botellas que no deja ir, y que de cuando en vez debe dejar espacio a las nuevas botellas que van llegando. Pasan los días y entre abrazos digitales me copia el enlace de un sitio de Internet que... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: