Silencios

Agua. Con agua te tragas, como píldoras, las palabras que quedaron hoy en la garganta. Las no dichas, las que no llegaron a fecundar el aire, las que no alcanzaron sonidos. Esas que caducan al día, las que alguien quiso posponer para mañana, pero sabes que cuando traes palabras en la garganta: o las pronuncias... Seguir leyendo →

Anuncios

paisaje azul

    El mar se deshizo bajo sus pies. Desde entonces solo queda la lluvia.

Arráncame la vida

— ¿Qué te pasa? Cada vez que lees los poemas más tristes de Carilda, me asusto. — Junio, eso es lo que pasa. Debe ser que, como en diciembre, siempre hacía mis maletas y me iba a casa. Ahora estoy acostumbrándome a estar lejos. Como no me voy, como no hago maletas, como no me... Seguir leyendo →

Sin daños a terceros

“En una ocasión fue a verme junto a su esposo, yo los esperaba cerca del mar, y el viento estaba frío. Mis brazos estaban igual que el viento. Cuando se acercó para el abrazo, se zafó la única prenda que podía servir de abrigo y me la dio. Meses después supe que ella es reacia... Seguir leyendo →

sálvame… con la misma cuerda

Mis añoranzas de estos días, mis tormentos y mis desilusiones se llenan con canciones de Carlos Varela. Una detrás de otra. Jalisco Park. La política no cabe en la azucarera. Muros y puertas. Mi fe. 25 mil mentiras sobre la verdad. Leñador sin bosque… En la comarca de su majestad, todos repiten lo que dice... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: