Delirios de abril

Te vi. Y lo declara casi con un vestido y un amor, como con Fito Páez: “yo no buscaba a nadie, y te vi”. ¿Dónde? En mis sueños, anoche. Y en mis pensamientos, hoy. Te vi. Y le recuerda los versos que moldeó Galeano, cuando trataba de espantarse un recuerdo enraizado: “No consigo dormir. Tengo... Leer más →

Anuncios

…y jamás lo sabrás

Pasarás por mi vida sin saber que pasaste. Pasarás en silencio por mi amor y, al pasar, fingiré una sonrisa como un dulce contraste del dolor de quererte... y jamás lo sabrás. José Ángel Buesa   Y mientras otra copa de vino se diluye muy dentro suyo, ella quisiera diluir su recuerdo con el vino.... Leer más →

Esta boca es mía

Escucho a Joaquín Sabina y el trago de vino se detiene. No transita. No recuerdo cuándo fue la última vez que escuché a Sabina. O cuándo la última vez que tomé vino. Beber a Sabina y escuchar el vino altera todos mis verbos. Me trastoca. (...) Cuando Agustín se sienta al piano Diego Rivera, lápiz... Leer más →

Historia mínima

- ¿A quién se la dedico? - A mí, claro. - ¿Y la otra? Para evitar confusiones con las y/i de mi nombre, se lo anoté en un papel. Debajo escribí el otro. Un nombre de hombre. Del hombre al que está destinado ese objeto como regalo por su cumpleaños. Mientras ella lo dedicaba miré... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: