El eterno retorno

Extraño los tiempos en que empecé en la blogosfera: cuando nos leíamos, cuando nos reuníamos, cuando nos escribíamos, cuando nos llamábamos, cuando actualizábamos. Era octubre del 2011. En aquellos años mantener actualizado el blog era casi tan importante como dar alimento a un bebé. Eran tiempos de Universidad, de inicios, de experimentar. Ya luego cada uno tuvo sus responsabilidades: casa, renta, trabajo, familia, bebés reales a los que dar de comer… Ya luego nos reunimos menos, comentamos menos, actualizamos menos.

Aun me sorprende no haberme ido del todo. Me gusta escribir, y este espacio ha sido mi desahogo, así que no podría abandonarlo como quien extirpa un tumor. Pero digamos que he venido a lanzar botellas más esporádicamente a este mar, y eso es también una forma de abandono. Digo que me sorprende no haberme ido, porque cada regreso ha estado mercado por una historia que quiero contar, pero más aun: por las personas que me leyeron desde un inicio y que aun regresan al blog en busca de algo nuevo.

Vuelvo a poner la dirección url, el usuario, la contraseña, y vuelvo a fijarme que otras 35 personas pasaron hoy por las Botellas al mar. Ni siquiera pude quedarme esos manidos minutos frente al papel en blanco antes de comenzar a teclear todo esto.

Busqué en mis correos viejos unas fotos que yo misma me envié hace meses con el asunto: fotos para el blog. No he perdido la costumbre inicial de guardar imágenes que pueden quedar bien en algún texto, así que tengo varias en lista de espera.

Varias historias también…pero sin escribir. Siempre ha sido más fácil tener excusas que tener tiempo. Regresar al blog no estuvo en mis propósitos del 2020, ni siquiera en los deseos de las 12 uvas. Solo que entré, y varias personas que siguen visitando este mar, me recordaron que no tengo otro hijo que alimentar que no sea este.

2 comentarios sobre “El eterno retorno

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: