Hogar

— ¿Qué tal tu día? -me pregunta mi hermano por teléfono.

— Todo más o menos igual -le digo. Pero siempre tengo algo nuevo que contarle: una llamada que hice, una foto que me compartieron…

Me dice entonces de mamá y papá:

— Están bien y tienen todo lo necesario. Ayer los vi…

Y así, con las facilidades de internet, vamos acortando las distancias y las añoranzas que son menos fáciles.

Yo tenía pasaje para verlos en mayo. A todos. Era el boleto para volver a casa. Como reza la canción:

“Dicen
Los viejos de la esquina siempre dicen
No importa lo que tengas, si al bajarte
En la estación, uno regresa siempre a sus raíces.

Traigo oxidado el corazón
Me hace falta cuerda
Mi alma necesita transfusión
Sangre de mi tierra…”

Y bueno, esa transfusión tendrá que esperar. Hay tantas personas igual que yo: esperando…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: